Archivo de la etiqueta: quilates

CÓMO SABER SI UNA PIEZA ES DE ORO

La mejor forma para saber si una pieza es de oro, será acudir a un profesional. Pero los siguientes conocimientos pueden ayudarnos en ocasiones especiales.

El oro es caracterizado por su color dorado. No hemos de fiarnos del color. Aleado en pequeñas cantidades con otros metales toma una gran variedad de tonos diferentes y otros metales pueden presentar un color muy similar al oro sin serlo. Nuestra mente no es buena para distinguir colores .  (ver los colores en el oro)

La pirita es un mineral compuesto por azufre y hierro (Fe2S). Su color es tan parecido al oro que incluso es denominada “el oro de los tontos”

piritaMineral de pirita

 Una nueva aleación de metales ha revolucionado la joyería. Se trata del carburo de tungsteno. El tungsteno, también conocido como wolframio, es un metal muy duro y que se caracteriza por fundirse a la elevada temperatura de 3422oC. Su densidad es muy similar a la del oro. Las piezas de esta aleación son de un aspecto muy similar a las del dorado metal. No se rayan, es más duro que el titanio. Son totalmente hipoalergénicas. Incluso las personas alérgicas al oro, toleran el carburo de tungsteno. A simple vista, un anillo de esta aleación puede pasar por oro, tan solo se distingue por su pulido más fino y superficie más brillante (ambas características no son malas). Un anillo de esta aleación es tremendamente duradero, pasará el tiempo y se conservará en perfecto estado sin desgaste ni ralladuras. Es tan perfecto, que podría decirse que una alianza de carburo de tungsteno será para toda la vida (si es lo que queremos). Es un producto de una inmensa calidad, pero, NO ES DE ORO. Su precio es considerablemente más bajo que el del oro, en proporción uno a mil. (Por el precio de un kg de oro, compraríamos una tonelada de tungsteno). Si nos la vendiesen como oro, nos estarían estafando.

Cómo podemos distinguir una pieza de oro de una de carburo de tungsteno:

El oro y el tungsteno tienen una densidad muy similar, pero al alear el wolframio con carburo, baja la densidad, por tanto, la pieza que no es oro, pesa menos

  1. El oro no es un metal magnético. El carburo de tungsteno, es muy poco magnético, pero si algo, por tanto, un imán jamás se pegará a una pieza de oro fino, en cambio, a la de carburo de tungsteno, si se pegará, aunque con poca fuerza (nunca como al hierro)
  2. El oro no se oxida, el carburo de tungsteno, es muy resistente a la corrosión, pero puede mostrar restos de óxido en la piel.
  3. Dureza: El oro es un metal muy blando, por esta razón se combina con otros metales para que la pieza tenga una dureza razonable, aun así, se rayará con relativa facilidad. El carburo de tungsteno es extremadamente duro, solo superado por el diamante. Se comporta de forma similar al vidrio, rompe y se astilla antes de deformarse, no se raya, o se raya con mucha dificultad. Es tan duro que ante una emergencia puede ser peligroso. Por ejemplo, en un hospital no podrían cortar la pieza con una tenaza, habría que golpearla hasta que se rompiera causando daños en nuestro cuerpo. Cuando a un trabajador, una máquina le engancha una cadena de oro, si el operario tira, la cadena de oro suele romperse, en cambio, la de carburo de tungsteno arrastraría irremediablemente a su portador.

Hay otros materiales para joyería con unas propiedades similares, como las piezas de cerámica de circonio, o las que añaden a la mezcla de tungsteno con carburo, el cobalto. De esta forma resulta una mezcla más fácil de trabajar y con un coste muy inferior, pero producirán manchas en la piel muy difíciles de quitar y su brillo se alterará con el tiempo.

joyaAnillos de carburo de tungsteno

Una pieza puede contener oro, pero en una cantidad baja. Por debajo de 10 quilates (41,66% de oro), la pieza no se considerará de oro y no podrá ser vendida como tal. (ver los quilates en el oro)

Las joyas llevan dos contrastes hechos con un punzón. Han de verse con una lupa. Uno indica el número de fabricante y el otro los quilates de la pieza. Es frecuente encontrarnos piezas en que no se distinguen, que no los lleva o que no han sido puestos de forma lícita. Si alguien falsifica una pieza, es razonable pensar que puede añadirle los contrastes.

 contrastes-joya

Contrastes en pieza de joyería

 Test con ácido y una piedra de toque para saber los quilates de la pieza.

El método es sencillo. Solo necesitamos los diferentes ácidos y una piedra, llamada piedra de toque. No profundizo sobre este método ya que requiere experiencia, tanto por manejar ácidos peligrosos, como porque puede pasar la pieza por oro si cuenta con un buen chapado. Si se raya demasiado la pieza puede deteriorarse y necesitar un posterior pulido.

Las monedas también tienen marcas especiales. Los lingotes, no solamente indican peso, pureza y fabricante, suelen tener número de serie e incluso algunos pueden estar serigrafiados en su reverso.

 

lingotes de oro de inversión

Una pieza puede estar bañada en oro o ser de oro macizo. La Comunidad Europea califica como piezas bañadas en oro, a las que contienen entre 1,5 y 3 micras de espesor en el baño. No obstante, es frecuente ver piezas con un baño incluso superior a 3 micras. El chapado es una técnica muy antigua. Los españoles a su llegada a América en el siglo XV, ya encontraron piezas rechapadas de oro y huecas (ver: no es oro todo lo que reluce)

Para saber si una pieza es chapada en oro, puede resultar eficaz la sencilla prueba de rayarla o devastarla sobre una piedra de toque para observar que el interior tiene la misma composición que el exterior. En la actualidad hay multitud de aleaciones que tienen un color muy similar al oro, por tanto, si nos encontramos ante esta situación puede resultar difícil saber si la pieza es auténtica. No es eficaz morder la pieza. El oro es muy maleable y la capa de chapado se deformará haciéndonos creer que la pieza es de oro. Recordar que normalmente las piezas falsas de baja calidad son atraídas por un imán y el oro no. Excepcionalmente, la pieza puede contener una cantidad importante de oro y un metal magnético, con lo cual, puede ser atraída levemente por el imán.

Hay una prueba para saber si al menos el exterior es de oro (prueba de la cerámica). Al rayar el oro contra una pieza de cerámica, dejará una línea dorada. Si la línea es negra, se tratará de una pieza falsa.

Profesionalmente, hay múltiples métodos para determinar si la pieza es de oro y cuál es su pureza.

Antes hemos mencionado el test con ácidos que normalmente usan los joyeros y que su coste es tan bajo que cualquiera puede comprar un juego de ácidos y una piedra.

También se utilizan balanzas hidrostáticas que pesan la pieza en seco y en agua. Calculando la densidad de lo pesado, determinando si es oro o no y su pureza.

Hay numerosas máquinas, una muy utilizada es la de rayos X, que nos dice si el exterior de la pieza es oro y en qué porcentaje. A continuación, una segunda máquina de ultrasonidos determina si la pieza es homogénea en su interior. Si el exterior es oro, y la pieza es homogénea, toda ella será de oro.

Hay más métodos mecánicos y químicos, propios de sofisticados laboratorios.

Para ver la autenticidad de una pieza, utilizamos un método u otro en función de si el método puede dañar la pieza o no. De los métodos no destructivos, ninguno es infalible. La única forma posible de saber y verificar al 100% la composición de la pieza es fundirla y utilizar un método llamado copelación. Casi seguro que si queremos saber si nuestro anillo es de oro y sus quilates, no aceptaremos que lo fundan. Por tanto, hemos de recurrir a métodos no destructivos y con un grado de fiabilidad aceptable. La química y la mecánica han avanzado tanto que puede haber aleaciones que pasen algún test de control.

Que nadie piense que no puede ser engañado.

Cuál es la solución: comprar oro en lugares de confianza y con garantías.

Hemos de recordar que las falsificaciones casi perfectas son muy caras y requieren una gran tecnología. Muchas personas compran una pieza, pensando que es de oro y la falsificación es tan burda, que hasta se pega a un imán, o al rayarla un poquito aparece debajo un metal de otro color.

Los lingotes de oro tienen número de serie y se puede determinar con mucha facilidad su trazabilidad. Pueden ser suministrados directamente de la refinería al agente que los vende. En las refinerías europeas, los controles son muy estrictos, garantizan peso y pureza al estar sometidas a numerosos controles de calidad internos y externos.

CMC Metales Preciosos compra sus lingotes de oro de inversión, directamente a la refinería y puede demostrar su trazabilidad. Por tanto, garantiza que sus productos son oro fino con pureza 999,9 y que el peso del lingote se corresponde con el indicado por el fabricante.

Germán Vega – 2016 – ventadeorocmc.com

Comparte el Artículo enShare on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

¿Qué son los kilates en el oro?

A la proporción de oro puro en una aleación se denomina “ley”. Esta proporción se expresa en milésimas.

Las leyes con las que se comercializa el oro son:

999, 916, 750, 585, 375,

Para ser considerado de una determinada ley, deberá tener un contenido de oro de igual o superior contenido al que marca esa ley. Si no alcanza la cantidad que marca la ley será comercializado como “de baja ley”.

El oro puro es llamado también oro fino y su pureza es entre 999 y 995. Este oro es comercializado como oro de 24 quilates.

Un kilate de metal precioso, representa la vigésima cuarta parte de la masa total de la aleación (1/24). Por ejemplo, oro de 18 quilates significa que de 24 partes, 18 son de oro puro, es decir, 75% de pureza.

El mínimo para que un objeto sea considerado de joyería es entre 9 ó y 10quilates y cualquier objeto de joyería ha de llevar un sello que indique la pureza del oro que ha sido utilizado para su elaboración.

Quilates/ Ley Contenido de oro [Pureza]
24 kilates 99+%
22 kilates 91.6%
21 kilates 87.5%
20 kilates 83.3%
18 kilates 75.0%
15 kilates 62.5%
14 kilates 58.5%
10 kilates 41.7%
9 kilates 37.5%
8 kilates 33.3%
1 kilate 4.2%

No confundir con kilate en gemología, ya que este representa el peso de la piedra preciosa). Un quilate equivale a una quinta parte de un gramo. Un diamante de 5 quilates pesará entonces un gramo.

La palabra kilate deriva de keration, que es en griego el fruto del algarrobo. Debido a que el algarrobo tiene unas semillas muy uniformes en tamaño, se adoptaron como unidad de medida para las piedras preciosas y cada semilla pesa 0,2 gramos de promedio (un quilate)

Germán Vega – 2015

Comparte el Artículo enShare on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin