¿Qué es más rentable, invertir en oro o en inmuebles?

Las opiniones en temas económicos pueden ser muy subjetivas. Para unos, los lingotes de oro de inversión pueden ser una excelente inversión y otros, pueden mostrarse más atraídos por otros activos, como puedan ser los inmuebles. Lo que no admite interpretación de parte, son los datos, por tanto, mostraré varios gráficos donde aparecen parámetros reales de nuestra economía.

Muchos, consideran que la inversión más rentable es comprar un inmueble. Es cierto que es una buena opción, pero no tan rentable como pueda parecer. Si es nuestra vivienda, pasa a un segundo termino la rentabilidad y el valor de uso de la misma ya puede justificar nuestra compra.

En el siguiente gráfico del Banco de España, vemos como sin burbuja, los precios de la vivienda van a la par del IPC

Un inmueble genera unos gastos importantes: comunidad, contribución, mantenimiento. Su venta puede implicar fuertes plusvalías y el alquiler también conlleva riesgos.

La siguiente tabla muestra la rentabilidad del oro :

Muchos dicen que el oro es un valor refugio para momentos de crisis. Es cierto que en épocas de economía difícil, garantiza nuestros ahorros, pero en momentos de desarrollo también. Vemos que en un año como el 2005, donde la economía funcionaba perfectamente, el oro se revalorizó un 36,7%.

La tabla muestra la evolución del precio del oro desde que hemos adoptado el euro, pero si retrocedemos a los últimos 50 años, vemos como se ha incrementado su valor. Pocos bienes han experimentado una rentabilidad tan alta en este periodo de tiempo.

El dinero en depósitos bancarios tiene una rentabilidad muy escasa. El siguiente gráfico muestra la rentabilidad de los depósitos bancarios desde el año 2009.

Invertir en deuda pública para muchos es la solución: Bancos, fondos de capital. Es una inversión segura, pero con una rentabilidad mínima como se ve en el gráfico que se muestra a continuación y en constante descenso:

Para algunos,  la economía crece. Creo que no es cierto. Hay muchas formas de hacer un planteamiento económico y en función de lo que queramos obtener podemos forzar unos resultados. Un mundo con tipos de interés muy bajos, no funciona y distorsiona la verdadera marcha económica. En los últimos años, se ha incrementado de forma desproporcionada la emisión de nuevas divisas sin crear ninguna riqueza, simplemente devaluando el valor de  la divisa existente. El gráfico siguiente muestra el incremento de la emisión de dólares en los últimos años. Los demás bancos centrales del mundo han hecho lo propio con sus respectivas dividas.

Hay varios factores que nos indican la marcha de la economía, en algunos no es posible hacer trampa para dar un resultado diferente al real. uno de ellos es el tráfico marítimo. Si la economía funciona, hay comercio internacional y mucho movimiento de contenedores por mar. A las grandes navieras les va francamente mal. Algunas de las más importantes, han desaparecido en los últimos años y otras, están en seria crisis. Muestro en un gráfico como ha disminuido el tráfico marítimo en los últimos años:

Pero para los que puedan excusar el mal dato del tráfico por mar, hay otros factores, como por ejemplo el cobre. Si hay desarrollo y comercio, obligatoriamente ha de venderse cobre. Existe poca demanda de este metal en los mercados. Cualquier máquina eléctrica tiene cobre y es un metal imprescindible en la industria. Pues bien, desde el año 2011 el cobre no ha dejado de bajar de precio:

 Podría dar muchos más datos, pero creo que son suficientes. Cada uno ha de invertir sus ahorros en lo que más le atraiga. El oro de inversión, es sin lugar a dudas, una de las mejores opciones. Nadie duda de que el precio del oro está siendo manipulado a la baja. Tal manipulación requiere mucho esfuerzo y energía. Un día próximo ya no podrán seguir controlándolo y tomará su verdadero valor. Que ha de multiplicarse su precio, es seguro, aunque nadie sepa a donde podrá llegar.

Germán Vega – Junio de 2018 – ventadeorocmc.com

Comparte el Artículo enShare on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *