No es oro todo lo que reluce

Los conquistadores españoles a su llegada a América en 1492 encontraron oro y también dieron sentido a la frase: “no es oro todo lo que reluce”

Las civilizaciones de Mesoamérica, dominaban con suma perfección el tratamiento y trabajo de oro. No solamente sabían hacer objetos de oro huecos o rellenados de otro metal, iban más lejos, dominaban lo que nosotros llamamos “chapado de oro”, haciendo parecer de oro un objeto de otro material. Los métodos utilizados eran diversos, desde adherir finas láminas de oro, bañar en oro fundido o incluso sofisticados métodos químicos. Estos tratamientos eran denominados técnicas de dorado.

oro rechapado

La fotografía muestra un objeto de la cultura Lambayeque (750-1375 d.C.). Son unos objetos de cobre bañado en oro y decorado con turquesas. Se encuentran en el museo “Oro de Perú” (Lima)

Germán Vega – 2015

Comparte el Artículo enShare on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *