Archivo por meses: mayo 2015

Escultura de Kate Moss en oro

Esta escultura llamada “Sirena” del artista Marc Quinn es la estatua más grande realizada en oro desde el Antiguo Egipto, con sus 50 kg de peso. Está valorada en dos millones de euros.

Expuesta en el Museo Británico de Londres y considerada como la Venus moderna

Germán Vega – 2015

Comparte el Artículo enShare on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

La moneda más grande del mundo

LA MONEDA MÁS GRANDE DEL MUNDO

 Todos los datos de esta moneda australiana son curiosos:

– Es de oro puro (99,99%)

– Es una moneda legal, acuñada por la Casa de la Moneda de Perth

– Se tardó en acuñar un año y medio

– Pesa más de una tonelada (1.012 kg)

– Su valor en oro supera los 35 millones de euros

– Puede considerarse algo inútil y absurdo, pero sin lugar a dudas, todo un lujo

– Tiene 80 cm de diámetro y 12 cm de grosor

– Es el mayor objeto de oro fino del mundo

Germán Vega – 2015

Comparte el Artículo enShare on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

¿Cuándo sube el precio del oro?

¿Cuándo sube el precio del oro?

Alguien dijo: “Tienes mucho oro: eres rico, estás empezando a tener oro: estás empezando a ser rico”.

El oro sube o baja de precio según unos determinados escenarios económicos.

Independientemente de su cotización puntual, todos los inversores saben que es un activo excelente contra la inflación. Es un bien limitado e históricamente valorado.

Seguir leyendo ¿Cuándo sube el precio del oro?

Comparte el Artículo enShare on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

¿Por qué las monedas son redondas?

¿Por qué las monedas son redondas?

 Existen muchas teorías más o menos acertadas, algunas, refutadas por prestigiosos historiadores, aunque esto no es razón para que sean ciertas.

Algunos hablan de la simbología de la adoración al Sol, otros de su fácil división en partes, costumbre perdida en los tiempos modernos, pero muy frecuente en la antigüedad. Era común el dividir una moneda en 2 o en 4 (como si un cuadrado no fuese muy fácil de dividir en mitades o cuartos).

Las formas geométricas con ángulos siempre han requerido más tecnología para su construcción que las formas redondeadas. Un claro ejemplo lo vemos en la arquitectura, con unas primeras construcciones sin ángulos, cuya planta era circular. Hablamos de los antiguos castros. Solamente comienzan las construcciones de planta rectangular cuando la tecnología permite construir ángulos en los muros.

En el caso de las monedas, su forma redondeada (y no redonda) obedece a unas razones muy lógicas y documentadas, no siendo una teoría, siendo un hecho:

En un artículo anterior, titulado “Creso, rey de Lidia” (otrasrazones.com), se comenta como aparecieron las primeras monedas de las cuales tenemos noticia en nuestra civilización occidental (siglo VII a.d.C) y ahora se comentará como las hacían: Los orfebres lidios fundían oro y lo purificaban eliminando lo que no era el metal deseado. El oro en estado líquido es muy fácil de medir como cualquier fluido, depositando una cantidad determinada y casi exacta en un lecho de arena prensada. Al fluir el líquido sobre la arena, formaba una gota ligeramente desparramada de oro con forma de lenteja y antes de que se enfriase del todo, era acuñada con un troquel en el cual estaba esculpido el motivo de la moneda y con un impacto de martillo, quedaba configurada la pieza. De esta manera surgen las monedas y su forma, la cual era fácil de hacer en grandes cantidades y resultando cómoda de transportar. Este proceso es poco a poco perfeccionado, llegando a las monedas actuales.

 © Germán Vega – 2015

 

Comparte el Artículo enShare on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Cómo se forman los yacimientos de oro

Cómo se forman los yacimientos de oro

 Hay estudios geológicos que afirman que en la Tierra hay mucho más oro del que oficialmente se cree.

Cuando se formó nuestro planeta, el hierro fundido, junto con metales de alta densidad como el oro y el platino fueron arrastrados hacia el núcleo del planeta, encontrándose en esta zona la autentica cantidad significativa de oro del planeta. Algunos geólogos han llegado a afirmar que la cantidad de oro existente en el núcleo podría ser suficiente como para cubrir toda la superficie del planeta con una capa de varios metros de espesor.

En cuanto al manto ocurre algo similar. Análisis de precisión sobre rocas de mucha antigüedad, demuestran que la cantidad de oro existente en ellas es muy superior a lo que se creía hasta entonces. La explicación es una inmensa lluvia de meteoritos conteniendo oro una vez que el núcleo se había formado. Esto se fecha 200 millones de años después de la formación de la Tierra.

En la corteza de la Tierra, la cantidad de oro es más limitada. Tras muchos siglos de minería, las reservas accesibles, se van resintiendo.

Otra forma de reponer oro explotable son los terremotos. Tras varias réplicas seguidas se ha observado la aparición de vetas válidas para ser explotadas.

El oro fluye volatilizado a través de las grietas profundas hacia la superficie, apareciendo de esta manera nuevos yacimientos de una forma tremendamente rápida. El proceso es simple, el sismo abre una cavidad en una bolsa de magma. El oro en estado gaseoso sale de la bolsa sometida a gran presión buscándose paso en grietas, donde al enfriarse forma las nuevas vetas de oro. El proceso es conocido como vaporización súbita y de forma casi instantánea aparece una veta de oro

De esta forma se han formado la mayoría de los depósitos de oro actuales y seguirán formándose en lugares donde antes no existía el preciado metal.

Con el movimiento de placas, las vetas más profundas pueden aflorar y nuevamente con la erosión estas vetas son convertidas en pequeños fragmentos transportados por el agua, donde por gravedad (el oro es 2,5 veces más pesado que el hierro) se forman depósitos fluviales de oro

© Germán Vega – Valladolid 2015

Comparte el Artículo enShare on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin